Retos de industria

Entidades financieras no bancarias frente a la transformación digital

La digitalización constituye un gran desafío para todos los sectores. Las entidades financieras no bancarias no están exentas de los retos que esta implica, todo depende de qué tan ágiles y flexibles sean para adaptarse al cambio.

En Choucair Testing, compañía líder en pruebas de software y especializada en transformación digital, hacemos una relación de los retos que deben afrontar estas organizaciones.

1. Transformación interna. Este es el primer paso que se debe seguir y en el que ya vienen trabajando muchas entidades. Aquí juegan un papel importante dos aristas. La primera tiene que ver con el diseño de la estrategia digital alineada con el modelo de negocio para poder decidir de forma acertada qué procesos se deben automatizar, cuáles mejoras se harán y cuál es la inversión en tecnología que se requiere. La segunda, tiene que ver con la promoción de una nueva cultura al interior de la organización para gestionar el cambio e impulsar equipos más ágiles, que puedan enfocarse en el cumplimiento de la estrategia haciendo cada vez menos labores operativas.

2. Creación de nuevos modelos de negocio. Una de las ventajas que permitirá la transformación interna y la automatización de varios de los procesos de las entidades financieras, es contar con equipos más ágiles y disruptivos que apoyarán en la identificación de nuevos modelos de servicio y atención a sus clientes, donde sin duda encontrará interesantes oportunidades de negocio. Aquí jugará un papel fundamental el tema de la normatividad y regulación de los países, donde se tornará necesario generar sinergias y establecer diálogos para generar marcos normativos más globales que permitan potenciar la competitividad de estas organizaciones.

3. Mayor personalización en sus servicios. Dado el carácter de nicho de las financieras no bancarias, pueden aprovechar esta particular característica para ofrecer servicios cada vez más personalizados y enfocados en las necesidades específicas de sus públicos de interés, llegando a ofrecer portafolios 360 en cuestiones financieras para sus usuarios.  

4.  Uso de Big y Small data. No es un secreto que uno de los recursos más preciados en el mundo actual son los datos, pero estos por sí solos no dicen nada y quien los sepa aprovechar en pro del cumplimiento de los objetivos organizacionales y de negocio, podrá avanzar mucho más rápido en el campo de la transformación digital. Esto aportará en el cumplimiento del primer reto de entregar servicios más personalizados, basándose, no sólo en datos demográficos sino en información sobre los hábitos, consumos y estilos de vida de los clientes de este tipo de compañías.

5. Innovación en pagos. Parte del fin de la transformación digital es hacer la vida más simple de los usuarios, por ello las financieras no bancarias deben propender por simplificar estos procesos, haciéndolos cada día más rápidos, ágiles y seguros, pues ahora se enfrentan a gigantes tecnológicos que están incursionando en la modalidad de pagos de formas muy prácticas y rápidas.

6. Creación de servicios financieros complementarios. Hoy los clientes prefieren entidades donde pueda confluir un portafolio de servicios integral que esté en la capacidad de responder a cada una de sus necesidades transaccionales desde un solo lugar y con la facilidad de acceder a través de distintos canales, por tal motivo la entidades financieras no bancarias encuentran una gran oportunidad, complementado sus servicios core con otros financieros entregados de forma omnicanal, que sean de gran ayuda para la vida cotidiana de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *